I-beri-campión

Siempre me gustó ponerme del lado del a-favorito, del difícil, del sorpresa; al menos hasta que este equilibrase el juego, o la pelea, o las noticias. Ayer ganó un fuerte con mala historia, de mil veces decepcionados seguidores incluyéndome, un por primera vez ganador que rompe el hechizo. Felicidades en primer lugar a los finalmente agraciados hinchas, en segundo felicidades Hiniesta, Puyol y piquete. Ahora caballeros, los cara-pintadas del césped de cemento; a patear la piedra diaria.

¡Y España campeón coño…!

Ups.

Publicado en hoy, ocio-no | Deja un comentario

Pañ-huelo la dista-ansia

Abro el Facebook y elijo un amigo al azar. Hoy el número convenido es el 3, así que el tercer amigo de mi amigo también es elegido. Y el tercer amigo de éste. Y así seis veces. Quién sabe si así llego al confín del mundo desde el punto de vista del que está sentado en mi silla ahora. (Quien sabe si me tropiezo conmigo mismo)

Publicado en aire, mosca, na-que-ver | 4 comentarios

No-che dexine

Ayer fuimos al cine Ella y yo, con deseos de postre impaciente de este Festival. Proyectaban “El escritor” de Polanski. Llegó tarde al punto de encuentro, al parecer, porque los carros de alquiler tuvieron el mal gusto de no pasar, o no parar, que viene siendo lo mismo. Yo llegué temprano gracias a la hora y media de rigor, que he aprendido a asignar en dependencia de la distancia, que suele ser larga entre mi casa y mi destino de turno; y las combinaciones de guaguas. Sentados ya en la butaca, después del ‘responso’, como Ella lo llama, por la tardanza, esperábamos ansiosos el inicio del filme. Afuera llovía sobre mojado como la canción.

En eso un trueno deja el cine a obscuras. “Ya se jodió la película” me digo. Y en efecto, un viejo encargado después de un rato gritó como cansado que el equipo funcionaba con 220. Salimos caminando bajo una pertinaz llovizna. Después de unas cuadras la densidad hídrica que caía del cielo nos hizo meternos en un portal que alguna vez fue rosado. Nos besamos y hablamos, y al revés. En el suelo prestado una abeja empapada nos entretenía, intentando volar sin lograrlo, aunque continuaba zumbando su esfuerzo. Pasaron muchos minutos, y nosotros seguíamos presos en aquel portal húmedo y anónimo. Hablamos de todo: de su familia, de maniqueísmos, del frío, de mi trabajo, de la otra noche…

Entonces, me miró sin aviso, visiblemente desesperada y con su cara todavía algo goteante de ángel me dijo: “Vamos a acabar de irnos… esto no va a mejorar nunca…” Yo suspiré. Cogí mi mochila de una sola asa ayudándola a pararse y nos fuimos. Finalmente resignados. Y ahí dejamos las marcas de agua, que mañana nadie notará.

Publicado en ciudad, hoy, rumba-kum | 3 comentarios

Gener-axiones

Mi bisabuelo por vía paterna nació en un pueblecito insignificante de España en los ’70 del siglo antepasado. Vivió una vida que desconozco, pero cuyas implicaciones me llegan directamente. Quizá no a través de la memoria genética, que nunca me ha ocurrido recordar como habrá perdido la virginidad mi bisabuela (que por demás debe haber ocurrido sino no estaría por aquí) sino por sus malos humores y gratas alegrías. Casi tan recio como mi línea materna: de monte descalzo, isleña de otras islas, aunque el mismo fogón, y este el mismo que el de sus “pater”… sus azadas y gremios, sus maldiciones y solemnidades. Eso me llevó a la pregunta: ¿cuántos abuelos tendré desde que Colón pisó estas islas?
Sacando cuentas por arriba, redondeando a 500 años el período y considerando 4 generaciones por siglo (las mujeres parían jóvenes, pero los hombres no tanto) me da 20 generaciones hacia atrás.
En la primera generación 2 padres (2^1 (dos elevado a la 1)). En la segunda cuatro abuelos (2^2), en la tercera 8 bisabuelos (2^3)… y en la 20… 1, 048,576 (2^20) ascendientes. 😮 Sumándolos todos da un total de:
Suma = (2^20)*2-2 = 2, 097,150 de ancestros entre la actualidad y la época del “descubrimiento”… casi la cantidad de gente que vive en la Habana hoy… ¡! Claro, mi abuelo N materno-n, mientras más lejos hacia atrás más posibilidades tiene de ser también mi abuelo… no sé… N-2 paterno-n (por tener ascendientes parientes lejanos). Así me doy cuenta de que mis cálculos son muy muy improbables (solo si ninguno de mis parejas de abuelos tuvieran un pariente común después de 1492), y solo podría saber la cantidad de ascendientes entre esas fechas con registros…

Registros que casi todos deben ser cenizas, o polvo, o átomos dispersos de memoria olvidada de difuntos…

Publicado en historia, mosca | 9 comentarios

Guagua

Una guagua es una ciudad a la deriva. Demográficamente más densamente poblada que cualquier ciudad europea, eficazmente casi tan llena como una colmena con todos sus hexágonos repletos. Una coincidencia en que polvo errante levantar, levantado entre muchos. Con sus muchas caras, más bien muchos estómagos.
Una es la mañanera, con una mayoría semi-limpia para el trabajo, la escuela; con las sábanas todavía en la memoria, y la mirada sonsa a través de los cristales. La del mediodía en verano tiene algo de círculo profundo. Y la de noche de sábado se sienta en los muslos del asiento de al lado, y vuelve la cara fija con cada curva… del camino.
Una guagua es también una versión del futuro.

Publicado en ciudad, hoy | 12 comentarios

Nado I

…es como arrancar con decisión una página de una revista de bajo costo,
llevándote muchas letras de la página vecina a guardar las verduras del mercado,
o los trampolines de la noche.

es como leer la página renga, la sin-hermana y un poco más,
y lamentarse por cada frase inconclusa,
por todas las invenciones de seguirle el hilo a las noticias,
a los poemas, de la página sin acera.

es como escribir una novela, que tenga sus “pie forzados” ¡que suerte!,
y sus frases finales “ya sé como empieza”, y hacer que hable de locomotoras,
o ríos o espirales, y de verdad creer que es simple casualidad.

es como improvisar lo editado, y poner las caras del escritor avezado.

es como desestrujar la hoja arrancada después de visitar la bodega,
o rescatada del basurero y comprobar (con cierta dificultad, lo admito),
que habías garabateado murciélagos en el abismo entre dos hojas.

Publicado en aire, mosca | 3 comentarios

Texto 1

…los minutos se agolpan a piñazos, amontonándose en horas livianas…

Publicado en na-que-ver | 1 Comentario